Garantizar

El proyecto consistió en transformar un edificio abandonado de cien años de antigüedad en la nueva sede de esta empresa. Se restauró por completo la infraestructura existente, ampliando los núcleos de servicios y construyendo nuevas escaleras y ascensores. La incorporación de una entrada de luz para el subsuelo fue vital para transformar un espacio residual en un Comedor para el personal, que actualmente se utiliza para diferentes eventos y reuniones informales. 

Promaker